Motivos de la otitis y como evitarla

Motivos de la otitis y como evitarla

La otitis es una enfermedad que afecta al oído muy molesta y dolorosa, y que en particular suele ser más común en la infancia. Se suele relacionar directamente con el uso de las piscinas pero, ¿sabes realmente a qué se debe y te gustaría poder prevenirla?

Saber en qué consiste y llevar unos sencillos hábitos nos pueden librar de ella durante el verano.

La Otitis externa u otitis del nadador no es exclusiva de las piscinas

La otitis externa, que es también conocida como otitis del nadador, es la que comúnmente se contrae en los meses de verano, tanto en piscinas como playas y ríos.

Esta otitis es realmente dolorosa, y no es exclusiva del uso de piscinas. Sus síntomas son la inflamación del conducto auditivo externo, lo cual es doloroso además de restarnos audición.

¿Qué es lo que genera la otitis externa?

En realidad, podemos incluso contraer una otitis externa con una simple ducha, ya que el desencadenante de esta enfermedad es la retención de agua en el oído. Esta agua no se evapora ni se libera del oído, y al aumentar su temperatura, acaba generando unos hongos y/o bacterias que terminan por infectarlo.

Generalmente, ya tenemos gérmenes en el oído de forma habitual, que sólo han de encontrar las condiciones óptimas para producir la infección.

¿Por qué es más común en verano?

La razón por la que se suele contraer esta enfermedad alrededor de un 80% de veces en verano, es debido a que es la época del año en la que hace más calor, y en la que más nos exponemos a la humedad y al agua tanto en piscinas como en el mar o en ríos y pantanos.

Por eso, son también enfermedades que pueden afectar con mayor asiduidad a buceadores, surfistas, nadadores o todo tipo de gente que permanezca mayor tiempo en el agua.

¿Cómo puedo reconocer sus síntomas?

  • Generalmente la otitis viene acompañada de dolor que puede variar en intensidad, pero el dolor en el oído es el síntoma inequívoco.
  • Puede que segregues cierta cantidad de líquido del oído, blanca o amarillenta.
  • Debido a la hinchazón del conducto auditivo, produce pérdida de audición.
  • Si la infección se agrava, puede provocar fiebre e incluso inflamación de parte del rostro y/o el cuello.
  • Picor y sensación de taponamiento. Hay que evitar en la medida de lo posible el rascado, o introducir bastoncillos o similares, ya que la zona se encuentra irritada.

Consejos para evitar una otitis

  • Lo ideal es secar siempre a conciencia la zona. Intentar que el conducto auditivo quede bien libre de agua. Podemos usar una toalla fina, sacudir levemente la cabeza o incluso podemos usar un poco de aire caliente con un secador por ejemplo, si tenemos tendencia a no expulsar correctamente el agua de nuestro oído.
  • Si notamos cualquier molestia, mejor no bañarnos de momento y acudir rápidamente a una farmacia o al médico, para parar cuanto antes la infección.
  • Si queremos curarnos en salud, hacernos con unos tapones especiales para baño. Estos pueden variar, desde los típicos tapones de cera que venden comúnmente en las farmacias, como tapones de silicona que no restan audición hechos a medida. Hay que asegurarse siempre de que estén bien limpios.

¿Has sufrido otitis alguna vez? ¿Sabes más trucos para evitarla o tratarla? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Tags:
No Comments

Post A Comment