¿QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE LOS SOCORRISTAS DE PISCINA Y LOS SOCORRISTAS DE PLAYA?

socorrista

¿QUÉ DIFERENCIAS HAY ENTRE LOS SOCORRISTAS DE PISCINA Y LOS SOCORRISTAS DE PLAYA?

La gran mayoría de los futuros socorristas, sobre todo en la Comunidad de Madrid, lo será en piscinas y en centros recreativos. Pero cada vez son más los que se plantean pasar el verano trabajando en aguas de algún lugar de la costa española.

Los requisitos, por supuesto, son diferentes. En las playas entran en juego muchos otros factores que hacen de esta modalidad de personal de salvamento un grado mayor de dificultad.

¿Qué diferencias hay a la hora de trabajar como socorrista de playa?

Sobre todo, las condiciones: mientras que en las piscinas el entorno de trabajo en el caso de un posible accidente o peligro son bastantes limitados, no es así en el caso de las playas. Corrientes, olas, rocas… En playas las dificultades para el socorrista de playa aumentan.

¿Cómo es la contratación para socorristas de playa?

Todo servicio de socorrismo en la zona costera de nuestro país tiene siempre un contrato con el Ayuntamiento que corresponda.

Suelen ser contratos de duración determinada y se suelen renovar si el Ayuntamiento está contento con el servicio prestado. Para poder optar a estas empresas, lo recomendable es contactar con el mismo Ayuntamiento para conocer las novedades y los procesos de selección de cara al verano.

Algunas comunidades tienen su propio proceso de selección.

Excepto en Canarias o Baleares donde puede existir servicio de socorrismo durante todo el año, generalmente la época de trabajo suele ser de mayo a septiembre, ambos incluidos.

Las pruebas físicas

Al ser en la playa, ya sabes que las condiciones son imprevisibles, por lo que lo ideal sería tener algo de suerte y que ese día el mar estuviese tranquilo.

Aun así, cada lugar donde vayas a realizar las pruebas físicas tendrá su metodología ya que la geografía puede variar de un sitio a otro. Pero, ¿qué van a valorar los que puntúan?

  • La técnica: saber entrar al mar, remolcar a la víctima sin hundirle la cabeza… No sólo van a valorar que nades bien y rápido (que también), sino la técnica que uses para diferentes momentos del salvamento.
  • La actitud: sobre todo a la hora de acercarte a la víctima. Y no se valorará únicamente lo bien que nades, sino también que seas profesional.
  • Velocidad y resistencia en el agua.
  • La importancia de todas las fases del salvamento: desde coger el material, al acercamiento a la víctima.

Las pruebas más generales en nuestras playas para ser socorrista de playa son estas:

  1. Carrera de 150 metros con natación libre de 200 metros tocando boya y volviendo a la playa
  2. Carrera y nado hacia víctima con posterior remolque
  3. Extracción correcta de la víctima del agua y primeros auxilios ante una posible parada cardio pulmonar (RCP).

En algunos lugares estas pruebas pueden cambiar, como en el País Vasco, donde se incluye una prueba teórica o una prueba de apnea, por ejemplo.

En resumen, las pruebas de acceso y las condiciones de trabajo son más duras para socorristas de playa. Para trabajar en piscinas, instalaciones recreativas y similares, bastará con el título de socorrista acuático básico.

Los salarios

Eso sí, los salarios también pueden variar: intenta evitar la empresa privada, ya que cobrarás menos. Puede que te quede un salario entorno a los 900-1000 euros mensuales.

Contratado directamente por un Ayuntamiento, puede aumentar hasta los 1500 euros mensuales.

¿Estás pensando trabajar como socorrista de playa este verano? ¡Infórmate ya!

Tags:
No Comments

Post A Comment

Paste your AdWords Remarketing code here