Mantenimiento de Piscinas en temporada de Verano

Mantenimiento de piscinas

Mantenimiento de Piscinas en temporada de Verano

El mantenimiento de una piscina tiene dos épocas claramente diferenciadas.

Es muy diferente la labor de mantenimiento que se realiza fuera de temporada en invierno a la que se debe realizar en verano cuando estamos utilizando la piscina.

A continuación explicamos y detallamos las labores de mantenimiento más importantes que se debieran realizar en una piscina para asegurar el adecuado funcionamiento de la instalación.

MANTENIMIENTO DE UNA PISCINA EN TEMPORADA DE VERANO

  • Revisión de la maquinaria y la instalación de la piscina

Durante los meses de invierno nuestra instalación se puede haber deteriorado ya sea por los fríos de las heladas, por humedades o roturas por lo que es necesario realizar una revisión completa de todas las tuberías, depuradora y cuadros eléctricos.
Además de revisar filtros, dosificadores y por supuesto el vaso de la piscina para verificar que está todo en perfectas condiciones.
Si en esta revisión se detecta alguna anomalía en InvermanPool nos ocupamos de subsanar todo lo necesario para que su piscina vuelva a estar en perfecto estado de revista y de esta manera podamos solicitar todos los permisos de apertura, además de garantizar la seguridad de sus usuarios.
Esta labor se debe realizar con el tiempo suficiente y de esta manera evitaremos que si tenemos una avería importante en nuestra piscina esto retrase el poder disfrutar de ella en los días más calurosos del año.
Esta revisión InvermanPool la realiza sin ningún coste a sus clientes con técnicos certificados y con experiencia especifica en el mantenimiento de piscinas.
Una vez todo esta listo InvermanPool se ocupa de la tramitación de todos los permisos necesarios para la apertura de sus instalaciones así de como proporcionar el socorrista o el mantenimiento del agua de su piscina.
  •  Limpieza Inicial y Puesta a Punto de la Instalación.

Durante esta fase:

      • 1º Desmontar el cobertor o lona y nos ocupamos de su plegado para que se almacene en perfectas condiciones.
      • 2º Limpieza del cuarto de maquinas y del recinto en general de la acumulación de restos durante el invierno.
      • 3º Vaciado de la piscina si fuera necesario. Pero un agua que ha sido mantenida de forma correcta debe de durar mínimo unos cinco años. A la larga sale mucho más económico conservar el agua de forma correcta durante el invernaje para evitar cambiarla demasiado a menudo
      • 4º Además esto evita la aparición de alergias en los bañistas o decoloraciones de pelo o bañadores por el uso inadecuado del cloro para la recuperación del agua.
      • 5º Se deben desinfectar y limpiar los pediluvios, duchas y las canaletas de recogida de agua. De esta manera eliminamos la presencia de hongos en estas zonas.
      • 6º Finalmente limpiaremos el vaso utilizando los productos químicos adecuados para eliminar restos de oxido o calcio y dejar nuestra piscina impecable.
      • 7º Colocaremos las tapas de los skimmers y todas las piezas móviles que hemos retirado durante el invierno y comprobaremos que las válvulas están en correcto estado.
      • 8º En esta fase finalmente se comprueban los equipos de cloración y se añade el agua faltante si parte de esta se ha evaporado o perdido.

Esta comprobaciones e deben realizar en un plazo no inferior a 20 días de su apertura así evitamos si se encuentra algo deteriorado no nos de tiempo a cumplir con la fecha.

Esta labor sobretodo en piscinas comunitarias donde la responsabilidad por la salud es de muchos vecinos siempre se debe dejar en mano de empresas profesionales en Mantenimiento de piscinas para evitar accidentes o problemas mayores.

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Paste your AdWords Remarketing code here