Suelos antideslizantes para piscinas: Cómo elegir acorde a la normativa

suelo piscina

Suelos antideslizantes para piscinas: Cómo elegir acorde a la normativa

Para saber cómo elegir un suelo para piscinas, lo primero que debemos tener en cuenta es la comodidad y la seguridad. Que éste suelo sea antideslizante es fundamental ya que es una zona en la que se camina con los pies descalzos y, para además, ¡mojados!

Sigue nuestros consejos para asegurar una decisión acertada a la hora de poner el pavimento de tu piscina.

  • Lo principal cuando decimos que tiene que primar la seguridad, se debe a que esta zona de la piscina es transitada con los pies descalzos y la superficie está mojada gran parte del tiempo. Evitar caídas y resbalones es lo que ha de primar a la hora de elegir un tipo de suelo u otro.
  • Todo el suelo de la zona necesita de un tratamiento previo. Hay que dotarlo de un buen drenaje, un estudio ara las zonas de desagüe y también comprobar la solidez del suelo en esta zona.
  • Son bastante variados los materiales que podemos utilizar para pavimentar nuestra piscina, y ahora te mostramos algunos ejemplos:
    • Asegúrate que es lo suficientemente antideslizante, y también es imprescindible que esté bien tratada sin aristas ni astillas.
    • Césped: otra opción mayoritaria, pero que requiere de un mayor mantenimiento, ya que ha de ser tratado durante todo el año, mediante riego, corte, abonado… aunque sin duda es de las opciones más cómodas y agradecidas por los usuarios.
    • Piedra: necesita de una base preparada para su colocación, y generalmente la opción más utilizada es la pizarra. Nunca debemos seleccionar una piedra pulida, que resbalará seguro. La opción de piedra es una de las más económicas que podemos encontrar.
    • Cerámica: esta es una fantástica opción para personalizar el suelo de nuestra piscina, ya que se puede elegir entre infinidad de modelos. Además, son materiales muy duraderos y resistentes tanto al sol como al agua, por lo que son perfectos en exteriores.
    • Nuevos materiales similares a la madera: realizan a la perfección su labor, apenas necesitan tratamiento y son muy similares a la madera utilizada habitualmente. Un ejemplo sería el composite. Son materiales que dan un resultado muy vistoso y suelen ser más económicos.

Debemos saber que hay una normativa que recoge cómo debemos de ocuparnos de estos suelos antideslizantes. Muchos de los accidentes que ocurren en las piscinas se deben a resbalones que pueden desencadenar problemas mayores, como roturas de huesos y en algunos casos hasta consecuencias más graves.

Para ello hay una normativa que tenemos que tener en cuenta, ya que si no, podemos ser responsables de estos accidentes en nuestras instalaciones y además de no asegurar la salud de nuestros usuarios, nos puede llevar a tener que asumir una denuncia.

Has de saber que los suelos se califican según su valor de resistencia al deslizamiento (Rd), en lo que también influye el grado de inclinación del pavimento, si son zonas interiores o exteriores, etc.

Para una mayor información ¡no dudes en contactarnos! y te informaremos de todo lo relativo a suelos antideslizantes para la piscina. Cumpliendo la normativa según tus instalaciones y presupuestos, velarás por la seguridad de los bañistas ¡y evitarás futuros dolores de cabeza!

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.